Buscar
  • BIOFIX CONSULTORÍA

¿La otra cara del verde? Informe de Carbon Market Watch es técnica y jurídicamente erróneo

Actualizado: jul 1

*Proyecto KALIAWIRI REDD+



Respecto al informe publicado el 30 de junio de 2021 por parte de Carbon Market Watch (CMW), en el que critica el sistema de impuesto al carbono de Colombia y señala “dos proyectos a gran escala que pretenden reducir la deforestación en la Amazonía colombiana están exagerando su impacto en millones de toneladas de CO2e”, referenciando el proyecto KALIAWIRI REDD+, nos permitimos aclarar lo siguiente:

  1. EL INFORME HACE ACUSACIONES BASADAS EN PERCEPCIONES, ADEMÁS DESCONOCE LA REGULACIÓN Y EL CONTEXTO DE SU APLICACIÓN. En este, se indica que no están “... en condiciones de evaluar con suficiente certeza si el uso de estos créditos viola cualquier regulación”, sin embargo lanzan acusaciones basadas en percepciones subjetivas sin tener en cuenta la norma y el contexto en que la misma viene siendo aplicada.

  2. USA ARGUMENTOS FALSOS PARA ASEGURAR QUE LA LÍNEA DE BASE DEL PROYECTO ESTÁ INFLADA. En esta afirmación usa tres argumentos falsos los cuales consideramos subjetivos, y que no tienen coherencia ni en la reglamentación colombiana ni en las metodologías aprobadas de estimación de reducción de emisiones. Declara que la línea base del proyecto no se encuentra anidada, cuando la reglamentación colombiana establece lo siguiente: El establecimiento de la línea base del proyecto REDD+ desde el NREF consiste en la reconstrucción metodológica en el área del proyecto, demostrando coherencia con él. La reconstrucción metodológica es el cálculo de emisiones de GEI esperados en el área del Proyecto REDD+ con el uso consistente de las variables utilizadas en el NREF, con base en la información proporcionada por el SMByC: la definición de bosque, potenciales de calentamiento global, factores de emisión por tipo de bosque, el historial de datos de deforestación para el área del proyecto, su método de estimación de emisiones y su proyección. El proyecto KALIAWIRI REDD+ tiene todos los documentos y datos que soportan el uso de las variables proporcionadas por el SMByC. Ni en la regulación, ni en las metodologías de los estándares señalan que se debe utilizar la misma tasa de deforestación del área de referencia del NREF, en los proyectos. Así las cosas, la afirmación desconoce el hecho que las tasas de deforestación para un NREF representan un promedio de todo un país o región, mientras que para un proyecto la estimación es más específica y precisa y por lo tanto van a diferir y no por esto, como mal afirma el artículo, “el proyecto está inflado” ya que nadie puede comparar las unidades de carbono que se generan en iniciativas con diferentes tasas de deforestación.

  3. MIENTE SOBRE EL PROCESO DE VALIDACIÓN Y VERIFICACIÓN. El informe señala que: “Los informes de validación y PDD afirman que la línea de base del proyecto fue validada antes de que se publicara el reglamento 1447”. Los informes de validación-verificación y la información soportada en RENARE acreditan que el proyecto fue validado en el año 2020.

  4. DESCONOCE LA REGLA DEL POTENCIAL MÁXIMO DE MITIGACIÓN. En el reporte se menciona que los resultados del proyecto están inflados porque “debería haberse limitado al potencial máximo de mitigación y las disposiciones del articulo 40 de la Resolución 1447 de 2018”. Ante esto respondemos que toda la información sobre el uso de Potencial Máximo de Mitigación en el proyecto KALIAWIRI es errónea, puesto que dicha regla sólo aplica a proyectos que hayan validado su línea de base antes de la emisión de esta Resolución, es decir no aplica al caso de KALIAWIRI puesto que este proyecto se validó en mayo del 2020 como se indica en RENARE y en el Informe de validación.

  5. ACUSA FALSAMENTE LA ALTERACIÓN DE LOS DATOS DEL PROYECTO De acuerdo con Carbon Market Watch, Si el proyecto se hubiese anidado en los programas REDD+ nacionales y regionales de Colombia para el período 2016-2019, se calcula que habría expedido unos 2 millones de bonos menos de los que expidió en realidad”. Nuevamente se plantea una acusación que carece de sentido lógico, primero porque no existe programa nacional ni regional con créditos verificados desde el 2017 y también porque la reconstrucción hipotética de la línea base con la que el reporte compara proyectos y programas inexistentes es técnicamente incorrecta, ya que aplica la tasa de deforestación de un país a un proyecto, metodología que no está reglamentada en la legislación colombiana ni en las metodologías de los estándares aprobados.

  6. DESCONOCE LOS BENEFICIOS A LAS COMUNIDADES. El informe señala que la emisión de los certificados del proyecto redundaron en menos recaudo del impuesto y en menos cooperación internacional para combatir el cambio climático. Estas afirmaciones ignoran el hecho de que precisamente uno de los impactos del impuesto al carbono es la transferencia de financiamiento climático directo a las comunidades que incentiva las prácticas de conservación forestal de bosques al tiempo que se realizan transferencias directas de recursos a comunidades indígenas para el mejoramiento de su calidad de vida. El artículo en ningún momento se indaga por estos beneficios que se causan gracias a la figura de la no causación del impuesto, lo que evidencia a todas luces el desconocimiento del mismo por parte de los autores del reporte.


Esperamos estas aclaraciones puedan hacer eco para tener una información completa en relación con el desarrollo de proyectos REDD+ que se adelantan, desde el punto de vista de la reglamentación en Colombia.


El país ha demostrado que se encuentra a la vanguardia y adelantado frente a sus países vecinos en Sistema de Monitoreo, Reporte y Verificación y también en Registro Nacional de Reducción de Emisiones. El impacto alcanzado por estos proyectos en materia social y ambiental es significativo, y se convierte en un motor para que el mercado colombiano de carbono siga creciendo y se fortalezca.


Desde BIOFIX CONSULTORÍA y en apoyo a los siete resguardos que comprenden el proyecto KALIAWIRI REDD+ hacemos un llamado a la coherencia técnica del informe de Carbon Market Watch, el cual nunca fue consultado y demuestra una investigación que desmerita de forma subjetiva la integridad ambiental de los programas de certificación y proyectos colombianos.



331 vistas0 comentarios