Buscar
  • BIOFIX CONSULTORÍA

Agua y el efecto del cambio climático, ¿Qué podemos hacer?

Tener ‘Agua y saneamiento para todos’ es un gran reto en la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a 2030, si se tiene en cuenta el efecto que está teniendo el cambio climático en el agua en todo el mundo. Aportar desde nuestras actividades diarias será de gran ayuda para adaptarnos y lograr este objetivo.





A propósito del día internacional del agua que se celebra cada 22 de marzo, cuyo objetivo es concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla, no podemos pasar por alto el efecto del cambio climático que se evidencia, principalmente, a través de este recurso hídrico.


Cambios como sequías, alteración en el ciclo del agua, deshielo de los glaciares, aumento de la temperatura del agua dulce y salada, y alteración en la composición química de los océanos, son evidencias de la crisis climática por la que el planeta está atravesando.


Estos cambios en el agua traen como consecuencia acciones que transforman el comportamiento humano y amenaza la existencia de diferentes especies, como las sequías que traen consigo incremento de incendios, y a su vez, el desplazamiento de vida terrestre; así mismo, el cambio de temperatura en el agua dulce o salada, que también altera los ecosistemas; y uno de los cambios más evidentes es el del deshielo de glaciares que causa la extinción de fauna en los polos.


Es imposible pasar por alto cómo el cambio climático se manifiesta a través de la alteración del ciclo natural del agua y cómo enciende las alarmas debido a su escasez, entre otras razones, por la sobrepoblación, la explotación de acuíferos y la contaminación. Por tanto, se hace necesaria una adaptación efectiva al cambio climático, que oriente a una gestión de los recursos hídricos para lograr la resiliencia climática, algo que nos permitirá cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible a 2030.


¿Qué acciones diarias podemos emplear para adaptarnos y ayudar al planeta?

  • Tomar baños de corta duración.

  • Utilizar un sistema de control de agua en el inodoro para evitar el desperdicio.

  • Cerrar el grifo mientras te enjabonas las manos, al afeitarte o cepillarte los dientes.

  • Utilizar una cantidad de agua moderada para lavar los platos y el auto.

  • Regar las plantas o el césped en horarios matutinos, utilizando solo la cantidad necesaria.

  • Evita utilizar electrodomésticos como lavadoras y lavaplatos, para lavar cantidades mínimas de ropa o vajillas.

  • No disponer productos contaminantes, desechos o aceite en el inodoro, lavaplatos o lavamanos. Aplica este consejo si vas a la playa, a un lago o río.

18 visualizaciones0 comentarios